¿Sabías por qué hay tantos y tan buenos caballos en Gredos?

Guía para ver la “lluvia de estrellas” en Gredos Norte
agosto 7, 2019
La Penúltima acabará en la Plataforma
septiembre 5, 2019
caballos en Gredos

Cientos de caballos árabes, españoles, ingleses, percherones, puros y cruzados de estas razas, pastan en los prados de la sierra de Gredos. Hay en estos pueblos yeguadas de prestigio internacional y varias empresas de turismo ecuestre que fueron pioneras en las rutas a caballo en España. El caballo es el protagonista en algunas fiestas locales y es muy habitual ver grupos de jinetes y vaqueros por los caminos y pueblos serranos. La existencia de esta nutrida y selecta cabaña caballar y de la afición por el noble bruto no es casualidad. Es el resultado de varias circunstancias que se han dado en esta comarca a lo largo de más de cien años. ¿Sabes cuales? Sigue leyendo y lo averiguarás.

caballos en Gredos

Gredos Norte es una comarca eminentemente ganadera lo que ha convertido al caballo durante siglos en el mejor aliado de los vaqueros para manejar del ganado, tanto en el día para mover y embarcar vacas como para hacer la Trashumancia desde Extremadura.

Durante años el caballo fue también el único medio de transporte, además del burro y las vacas de carro. A principios del siglo XX en Hoyos del Espino, Policarpo Muñoz, puso en marcha el servicio de diligencia a caballo, origen de Muñoz travel, la empresa de autobuses regentada hoy por sus bisnietos que presta el servicio de autobuses en la zona.

El caballo era entonces también un símbolo de posición económica, como el coche hoy en día. Los “señoritos” de los pueblos, que en algunos eran muchos, se dejaban los cuartos (el dinero) en comprar un buen caballo para jactarse de su posición, lo que contribuyó a que estos pueblos tuvieran temprana fama de tener “buenas jacas”.

caballos en Gredos

Y el caballo, una vez más, era la forma de transporte que utilizaban los primeros turistas que se aventuraban en esta sierra. Juan José Hernández, en Navarredonda y Julio Chamorro, en Hoyos del Espino solían ya en los años 20 alquilar caballos a los “señores” que venían, incluso de otros países, a subir a la sierra, a cazar, a hacer un estudio de botánica en Gredos, y asuntos similares.

caballos en Gredos

El rey Alfonso XIII a caballo en la Sierra de Gredos

Julio Chamorro, Guía Oficial de la Reserva Nacional de Caza de Gredos durante más de 40 años, acompañó a la sierra a todo tipo de personalidades nacionales y extranjeras: reyes, como Alfonso XIII y más tarde su nieto Juan Carlos I; jefes de Estado, como Franco; duques, cónsules, vizcondes y marqueses. Y precisamente en colaboración con J. Ramón Martín, (nieto del marqués de Valdueza), Julio Chamorro escribió el libro “Gredos, un siglo entre piornales y roquedos”, un valioso documento de los últimos cien años de la historia de estas montañas. Libro al que pertenecen las fotografías antiguas que ilustran este artículo.

caballos en Gredos

Franco durante una cacería en la Sierra de Gredos

Esas primeras rutas a caballo de hace cien años sembraron la simiente de las numerosas empresas ecuestres que proliferaron a finales de los años 80 convirtiéndose en pioneras del moderno turismo ecuestre. Una actividad para la que entonces ni siquiera había un epígrafe en Hacienda para dar de alta la actividad: rutas a caballo y se inscribían como “alquiler de carruajes sin motor”.

Las empresas pioneras de las excursiones en Gredos contaban con una gran ventaja: una cantera de buenos caballos curtidos durante años en el manejo del ganado y la trashumancia, practica milenaria que también contribuyó a mejorar la cabaña ya que las yeguas serranas se cubrían o preñaban en Extremadura de caballos grandes y fuertes por el buen clima y la abundante comida de la dehesa extremeña.

Además antes de la Guerra Civil en Hoyos del Espino, Justo Muñoz, estableció una especie de Parada (lugar para llevar a las yeguas a inseminar). El rey Alfonso XIII, por amistad, ya que Justo Muñoz era su montero, le proporcionó 4 caballos sementales, árabes y españoles.

Esta Parada estuvo en funcionamiento unos años pero lo que realmente fue importante para que haya buenos caballos en Gredos fue la Parada Militar de Navarredonda., que se estableció a finales de los 60, y en la que había sementales de pura raza: españoles, árabes, ingleses, percherones; lo que puso la semilla de una ganadería caballar de calidad, resultado de la mezcla de las yeguas de la zona con estos purasangres.

caballos en Gredos

La ganadería es una de las actividades que conllevan el uso del caballo en Gredos

La gran altitud de Gredos, y las condiciones de semilibertad en las que se crían los caballos les aporta unas excelentes condiciones físicas y morfológicas. De hecho hay varias yeguadas de prestigio internacional algunos de cuyos ejemplares han sido comprados por jeques árabes y han sido campeones en distintas disciplinas ecuestres tales como concursos morfológicos, y carreras de Resistencia (Raids).

caballos en Gredos

El turismo ecuestre es un reclamo para atraer personas de todos los países muy importante en la Sierra de Gredos

El caballo también ha sido importante para el turismo ecuestre en Gredos, atraer turistas y fijar población, muchos de los que vinieron a montar acabaron por establecerse aquí, hacerse una casa o montar un negocio contribuyendo así a la economía local y a frenar el despoblamiento, tan preocupante en esta zona que tiene casi tantos caballos como habitantes. En Navarredonda y Barajas hay 228 caballos, según el censo municipal) frente a los 434 habitantes y en Hoyos del Espino hay 363 vecinos y  130 caballos,  según los datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) de 2018.

El caballo también está presente en las fiestas populares pues en muchos pueblos de Gredos Norte se siguen celebrando Carreras de Cintas, práctica que tiene su origen en los torneos medievales. Consiste en que los jinetes pasan galopando bajo unos palos de los que pende una cuerda en la que hay colgadas cintas de raso, enrolladas en un carrete, que tienen que coger metiendo un palo por la argolla cosida a la cinta. El ganador es aquel o aquella caballista que consigue el mayor número de cintas.

Cada año, como una actividad más del Festival del Piorno en flor, se celebra en Gredos Norte una Concentración Ecuestre que reúne a cientos de aficionados para homenajear al caballo. Sobran razones. ¿no crees?.

caballos en Gredos

Casa Rural del Altozano en plena Sierra de Gredos

…y Dios llamó al viento del sur y le dijo: No serás invisible ni impalpable, tendrás una forma y ocuparás un cuerpo, cuya belleza envidiarán todos los animales”… Y creó al caballo.

                     Proverbio árabe.

                                                                                                                                               EVA VENEROS HERNÁNDEZ

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies