Todo lo necesario para hacer astrofotografía

¿Sabías que la astrofotografía es muy útil?
diciembre 9, 2021
10 respuestas sobre el telescopio espacial James Webb
diciembre 26, 2021

 

«El hábito no hace al monje pero favorece un montón…» es   la letra de una canción de Un pingüino en mi ascensor y, viene al pelo para la astrofotografía.

Un cielo muy oscuro, sin contaminación lumínica, con un buen seeing  (transparencia y nitidez), y  un astroaficionado  virtuoso son muy importantes. Pero no es suficiente.

Disponer del equipo adecuado para cada disciplina ayuda mucho. La estabilidad de la montura y la calidad del sistema de seguimiento son claves en algunas disciplinas y, a menudo, el precio del equipo, en general muy elevado, marca la diferencia. Pero no es  suficiente.

El tiempo de dedicación y el correcto procesado posterior de las imágenes son tanto o más determinantes para obtener una  astrofotografía de calidad.   Pero no es suficiente.

Todo suma o resta. Nos lo cuentan en este artículo los ocho astrofotógrafos, que exponen sus obras en el observatorio astronómico Polaris, en Gredos. 

 

«Oscura como boca de lobo», que se dice en Gredos. Así es como los astrofotógrafos quieren que esté la noche para poder fotografiar el cielo nocturno. Además, es preciso  un equipo adecuado, un buen procesado y que el fotógrafo tenga ciertas virtudes. Paciencia, curiosidad, tesón, estar preparad@ para gestionar la frustración, tener conocimientos científicos básicos y del cielo en particular, ser  apasionad@, creativ@, detallista y tener afán de superación, son algunas de ellas, según  los ocho astrofotógrafos, que exponen sus obras en  Polaris, que en este artículo explican el por qué con detalle.

 

Vía Láctea. Foto: Fr. Fernando Ruiz, Monasterio del Olivar. Teruel.

Tener un buen equipo ayuda pero no es garantía suficiente. Foto: Fr. Fernando Ruiz, Monasterio del Olivar. Teruel. Autor también de la fotografía de portada.

 

5 cosas a tener en cuenta para hacer astrofotografía

 

  • ¿Qué virtudes crees que debe tener un buen astrofotógrafo?

«Capacidad de padecer o soportar algo sin alterarse. Capacidad de hacer cosas pesadas o minuciosas. Facultad de saber esperar cuando algo se desea mucho,…». Así define la Real Academia de la Lengua Española (RAE) la palabra paciencia, que es el principal requisito para hacer astrofotografía, según los expertos.

En la necesidad de ser pacientes  coinciden los 8 astrofotógrafos, de hecho, uno de ellos, Óscar Martín Mesonero, salmantino de 42 años, monitor starlight de  Startrails, https://www.startrails.es/  la define directamente como “Una afición para gente con paciencia”.

 

Foto: Óscar Martín Mesonero.

Foto: Óscar Martín Mesonero.

Aguante, curiosidad, tesón, estar preparad@ para gestionar la frustración, tener conocimientos básicos en algunas disciplinas (física, astronomía, informática, matemáticas) y del cielo en particular, ser constante, apasionad@, creativ@, detallista y tener afán de superación, son otras de las virtudes necesarias, según estos astrofotógrafos.

Fernando Apausa, ingeniero y astrofotógrafo de 48 años,  destaca entre las virtudes la capacidad de resistencia a la frustración. «Hay muchas cosas que pueden ir mal en una sesión de fotografía, y alguna de ellas es normal que ocurra, tanto en el equipo, que llega a ser muy complejo, como en las condiciones ambientales (nubes, empañe de las lentes, etc.). Es necesario asumir que la afición es así, y cuando las cosas se ponen mal, tomarlo con buen humor esperando que el próximo día sea mejor!», asegura.

 

Luna llena sobre El Almanzor, Gredos. Foto: Fernando Apausa.

Luna llena sobre El Almanzor, Gredos. Foto: Fernando Apausa.

 

Preguntado por las virtudes del buen astrofotógrafo Paco Gil, bromea: “Todas las que no tengo yo, jaja… pero destacaría sobre todo pasión y paciencia, porque hay que echarle muchas horas, cuidar muchos los detalles, mejorar con cada foto, cuidar el seguimiento, ser muy minucioso, como dicen los que saben enfoque, enfoque y enfoque, sobre todo en fotos de larga exposición”, explica Paco, abulense que lleva más de 30 años fotografiando el cielo y también expone sus fotografías en Polaris.

 

Protuberancia solar. Foto: Juan Francisco Gil Gutierrez.

Protuberancia solar. Foto: Juan Francisco Gil Gutierrez.

 

Aguante es otra de virtudes que añade Jon Teus, guipuzcoano, de 53 años, de Observar el Cielo (https://www.observarelcielo.com/) empresa responsable del montaje técnico de Polaris  “Paciencia, habilidad técnica, intuición y estar dispuesto a aguantar en el monte cinco horas seguidas o ir varios días para hacer solo una fotografía. Se pasa mal a veces y hay gente que se arrepiente después de haber comprado un equipo caro”, explica Jon.

 

Jon Teus, de Observar el Cielo, haciendo fotos en el monte.

Jon Teus, de Observar el Cielo, haciendo fotos en el monte.

 

  • ¿Qué es más importante para hacer astrofotografía: seeing, equipo…?

 

Además de las virtudes humanas hay una serie de factores importantes a la hora de hacer astrofotografía: Equipos adecuados para cada disciplina, buen seeing (transparencia y nitidez del cielo) y ausencia de contaminación lumínica, son los requisitos más nombrados por los astrofotógrafos de Polaris. No nos engañemos, lo más importante es un buen cielo nocturno oscuro y libre de contaminación lumínica”, asegura José Jiménez, Director Ejecutivo de Astroándalus, https://www.astroandalus.com/, primera agencia de viajes de Europa especializada en astroturismo.

 

 

Vía Láctea durante la subida al castro de Ulaca, Ávila. Foto: José Jiménez, de Astroándalus.

Vía Láctea durante la subida al castro de Ulaca, Ávila. Foto: José Jiménez, de Astroándalus.

Para Paco Gil y Fernando Apausa los requisitos varían según la disciplina de astrofotografía que practiques: “En el caso de la de cielo profundo nombraría la contaminación lumínica, la estabilidad de la montura y la calidad del sistema de seguimiento, mientras que en el caso de la foto planetaria el factor más crítico es el de la calidad del seeing de la atmosfera”, asegura Fernando que espera poder fotografiar pronto cielos míticos como La Palma, Atacama y Namibia.

 

Cometa Neowise desde Gredos. Foto: Fernando Apausa.

Cometa Neowise desde Gredos. Foto: Fernando Apausa.

 

«Se necesita un cielo de calidad, con transparencia, oscuridad y poca contaminación lumínica. Altitud y frío que hace que el aire tenga un régimen laminar, lo cual es calidad del seeing. La calidad del equipo es incuestionable. A mejores medios, mejores fotografías, aunque hay que aprender a procesar imágenes y  eso es harina de otro costal”, explica Antonio Cabanillas, odontólogo de profesión y aficionado a la astrofotografía desde hace casi 20 años, que expone sus fotos en Polaris .

 

NGC 6559. Foto: Antonio Cabanillas.

NGC 6559. Foto: Antonio Cabanillas.

 

  • ¿Cuánto tiempo lleva hacer una buena astrofotografía?

 

Los hay que invierten en una solo fotografía máximo dos horas y los hay que lo dedican varios días. En esto, como en botica, hay para todos los gustos entre los astrofotógrafos de Polaris. En los extremos se encuentran los dos más veteranos: Antonio y Paco.

“Dedico a mis fotos como máximo 2 horas. Me gusta más que procesar estar al lado del telescopio, alterno observar y fotografiar, en el procesado no empleo más de media hora. La foto es un recuerdo de lo que yo he visto, no necesito mucho más detalle”, asegura Paco, que dice dedicar unas 12 horas al mes, dato que desmiente su mujer, Catalina, que asegura que son muuuuchas más desde que está jubilado.

 

Eclipse. Foto: Juan Francisco Gil Gutiérrez.

Eclipse. Foto: Juan Francisco Gil Gutiérrez.

 

Por el contrario, para Antonio Cabanillas el tiempo dedicado a cada foto es determinante: “Una fotografía que tenga calidad exige un mínimo/máximo de entre 12 y 24 horas de toma de imágenes y a la hora de procesarla el límite lo pone uno. Pero desde luego muchas, muchas horas (hablo de 10-12 horas) repartidas en momentos. El tiempo que le dedico a esta afición está condicionado principalmente por las condiciones meteorológicas. Para mí lo deseable sería al menos unos días con luna nueva y buenas condiciones, al mes”, explica Antonio, que da numerosas charlas sobre el tema en distintos foros.

 

Nebulosa de la Gaviota. Foto: Antonio Cabanillas.

Nebulosa de la Gaviota. Foto: Antonio Cabanillas.

 

Por su parte José Jiménez comenta que sus fotografías: “Al ser de campo abierto no suelen requerir mucho tiempo, si bien es cierto que muy a menudo realizamos timelapses, por lo que el tiempo se extiende mucho más. Entre las horas de captura y las de procesado, podemos tener escenas de apenas 5 segundos pero que han requerido más de 4 horas de trabajo” explica José, que aprovecha para hacer fotos en verano durante las actividades astronómicas que organiza su empresa Astroándalus.

 

Castillo de Malqueospese. Ávila. Foto: José Jiménez, de Astroándalus.

Castillo de Malqueospese. Ávila. Foto: José Jiménez, de Astroándalus.

 

“Cada modalidad requiere un equipo diferente y un procesado distinto. El equipo es importante, pero creo que pesa más el tiempo que dediques a la planificación previa, al tiempo de las tomas, y al manejo de los programas de procesado. En definitiva, y como moraleja, podría decirse que el tiempo es oro,” explica Eduardo González, que dedica entorno a una hora al día a su afición y está suscrito a distintos canales astronómicos y de fotografía.

 

Pirulí y Luna. Madrid. Foto: Eduardo González.

Pirulí y Luna. Madrid. Foto: Eduardo González.

 

Fernando Apausa ve prácticamente todos los días algún video sobre astrofotografía y astronomía, fotos de otros astrofotógrafos, webs de venta de material, etc. “La  captura de imágenes para una fotografía puede llevarme varias noches y el posterior procesado algunas horas, pero el tiempo de dedicación sobre todo está condicionado por el tiempo atmosférico, el calendario lunar y las noches que puedo estar en Navarredonda de Gredos, que es donde normalmente practico esta afición”.

 

Galaxia de Andrómeda. Foto: Fernando Apausa.

Galaxia de Andrómeda. Foto: Fernando Apausa.

 

Juan Díaz,  de 51 años, astrofotógrafo aficionado desde hace 7, dedica unas 10 horas a la semana de media : “Una buena foto puede suponer para mí unas 15 horas de exposición (sin contar tomas de calibración) y luego unas dos horas de procesado”, explica este ingeniero, monitor starlight y  alma mater de la Starparty que se celebra anualmente en Arenas de San Pedro, su medio pueblo, donde cuenta con observatorio propio, Hypatia.

 

Juan Díaz en su observatorio Hypatia, de Arenas de San Pedro, Ávila.

Juan Díaz en su observatorio Hypatia, de Arenas de San Pedro, Ávila. (www.astrogredos.com),

 

Por su parte Óscar Martín Mesonero, se Startrails, sale a fotografiar el cielo casi siempre que coge telescopio, una media de entre 60 y 100 veces al año. “En realizar por ejemplo una nebulosa me tiro una noche entera, preparando el equipo calibrando y sacando las fotos necesarias para apilarlas después. Una vez hecho ese trabajo, hay que procesar en casa, donde te puedes tirar otras 3 horas procesando una única fotografía” asegura.

 

M 8. Foto: Óscar Martín Mesonero.

M 8. Foto: Óscar Martín Mesonero.

 

  • ¿Es necesaria una gran inversión para hacer astrofotografía?

 

Esta afición cuesta lo que un coche pero te lleva mucho más lejos…”,  dijo alguien hace tiempo y a Paco Gil, quizás porque es mecánico jubilado, le gustó la frase y aunque confiesa que se ha gastado mucho a lo largo de sus muchos años de afición  pero gracias a su habilidad mecánica ha conseguido reducir bastante los costes:

 

telescopio

Paco Gil, hace unos años, cuando construía su observatorio.

 

“Soy bricolajero y manitas y eso me ha ayudado a ahorrar. Practico la astroferretería, ese reino de magia. He construido yo el observatorio, me gusta estar al lado del cielo y por eso no quería cúpula y fabriqué un techo que se abre. También he fabricado una montura, varios accesorios para el telescopio, todo lo que sea mecánico lo intento, lo óptico no puedo, obviamente” explica Paco, que cree que es fundamental tener una buena montura porque la calidad de una foto te la va a dar el seguimiento, y el telescopio depende del tipo de foto que quieras hacer, si es de gran campo no es necesaria una gran inversión.

 

Paco Gil y su sobrino, en los años 80, con una montura que fabricó el mismo con piezas de un coche. Astrobricolaje.

Paco Gil y su sobrino, en los años 80, con una montura que fabricó el mismo con piezas de un coche. Astroferretería.

Antonio Cabanillas considera que es una afición “Cara o carísima. Ha sido importante la incorporación de cámaras chinas de gran calidad a un precio muy asequible y en general equipos de calidad suficiente más baratos que antes. No obstante, no deja de ser un desembolso muy importante y en continua renovación. Las cámaras, los telescopios, las monturas, ordenadores y el sitio físico para hacer las fotografías porque no puedes dejar toda la noche el equipo en mitad del campo funcionando y tú en otro lado, lo que te lleva a tener que utilizar recintos cerrados”, explica Antonio, que reconoce haberse gastado varios miles de euros en esto, pero, advierte de que por muy buenos equipos que tengas valen de poco si no sabes procesar.

 

Árbol de Navidad. Foto: Antonio Cabanillas.

Árbol de Navidad. Foto: Antonio Cabanillas.

 

Para hacer fotos de una mediana calidad, se necesita al menos una montura con guiado (alrededor de unos 1500 euros mínimo) y una cámara con un mínimo de calidad y es difícil de conseguir por menos de 1000-1500 euros. El procesado de las imágenes es probablemente la parte más compleja y tanto o más importante que la anterior. Las fotos no salen porque pongo la cámara en el telescopio y aprieto un botón”, advierte Antonio, que tiene pendiente ”teselar” el cielo del  hemisferio sur desde Namibia.

 

Vía Láctea desde Cañalgallo. GredosFoto: Eduardo González.

Vía Láctea desde Cañalgallo. Gredos. Foto: Eduardo González.

 

Eduardo González cree que no es tanto el precio del equipo sino los objetos que quieras fotografiar, cada rama requiere un equipo diferente y un procesado distinto y la gama de precios es muy diferente. Eduardo no está de acuerdo con que sea una afición cara: “Existe una astrofotografía de bajo costo, y es como todo, cada uno se gasta lo que puede, o lo que quiere en esta afición, como en cualquier otra”, explica Edu, que en esta última afirmación está bastante solo.

Algunos de sus compañeros sugieren, no obstante, formas de abaratarlo y matizan respecto a los costes.

“Es un hobby muy caro, pero hay maneras de abaratarlo. Por ejemplo, en nuestro país hay un mercado muy bueno de cámaras y objetivos de segunda mano en muy buen estado. Además, una vez tienes tu equipo perfecto, puedes permitirte dejar de invertir por un tiempo”,  explica José Jiménez, de Astroándalus,

 

Vía Láctea desde Cabezas del VIllar, Ávila. Foto: José Jiménez, de Astroándalus.

Vía Láctea desde Cabezas del VIllar, Ávila. Foto: José Jiménez, de Astroándalus.

José confiesa haberse gastado en astrofotografía más de 12.000 euros. Sin embargo, considera que al margen de lo que cueste el equipo lo más importante es ser constante: A lo largo de estos años he visto gente realizar fotografías realmente espectaculares con equipos muy modestos, y todo gracias a una enorme perseverancia que los ha llevado a exprimir sus instrumentos y llevarlos al límite”.

 

Cielo estrellado sobre el Circo de Gredos. Foto: Juan Diáz.

Cielo estrellado sobre el Circo de Gredos. Foto: Juan Diáz.

 

Juan Diáz, de Astrogredos,  (www.astrogredos.com),considera que se puede hacer una buena foto con un equipo normal que no supere los 2000 euros. “Depende todo del cielo, del objeto que fotografíes, del nivel de detalle que quieras, etc. Eso si, si aumentas el presupuesto podrás hacer astrofotos que no podrías hacer con tu equipo anterior”.

Oscar Martín abarata algo este presupuesto y cree que hoy en día, con equipos modestos, se pueden hacer grandes fotografías, tanto de paisajes, como de nebulosas o galaxias. “Con unos pocos cientos de euros ya puedes conseguir unas fotos impresionantes, aunque cada especialidad requiere un equipo diferente y una inversión importante”.

 

NGC 1499. Foto: Óscar Martín Mesonero, de Startrails.

NGC 1499. Foto: Óscar Martín Mesonero, de Startrails.

 

Para Fernando Apausa un buen equipo no es garantía de buenos resultados. Cree que es necesaria una buena técnica y conocimientos para sacar rendimiento a las prestaciones de ese buen equipo. Fernando da un: “ ¡Aviso a navegantes antes de salir de puerto!. Sí, es una afición cara. Salvo el inicio con una cámara réflex y un trípode en caso de que ya los tuvieras, rápidamente te entra un deseo de mejorar tus resultados lo que casi siempre va acompañado de ir mejorando el equipo, el cual no es barato”.

 

Casa del Altozano, Premio Internacional Mejor Alojamiento Starlight 2020. Foto: Fernando Apausa.

Casa del Altozano, Premio Internacional Mejor Alojamiento Starlight 2020. Foto: Fernando Apausa.

 

  • ¿Dónde practicar la astrofotografía?

Si se tiene equipo y cualidades para astrofotógrafo ya solo falta buscar ese cielo oscuro soñado. Cada vez quedan menos. La contaminación lumínica, se extiende como un cáncer por el mundo impidiéndonos disfrutar de nuestro derecho a contemplar la luz de las estrellas. Los astrofotógrafos de Polaris coinciden en algunos lugares a los que  han ido o sueñan con ir: Atacama, Namibia, La Palma, Gredos, Teruel, Soria, Guadalajara…

Una pista para elegir un buen cielo es consultar la página web de la Fundación Starlight y buscar Reservas o Destinos Starlight. Así sabremos que ese cielo cuenta con una certificación que le avala como lugar con cualidades para contemplar el cielo, además de con cierta infraestructura para practicar el astroturismo. Una de estos lugares es la Sierra de Gredos, en Ávila, Reserva Starlight .

Eduardo Gonzalez, madrileño de 56 años, astrofotógrafo de afición y comercial de profesión,  que se queja de la dificultad para encontrar esos cielos y el problema de la sobreiluminación:  “Es ilógico pretender querer tener la misma luminosidad y las mismas condiciones de visibilidad de día que de noche. Las últimas normativas en este sentido son muy poco halagüeñas”, lamenta Edu, al que gustaría fotografiar pronto el cielo de Canarias y conocer también los de Teruel, Soria, Guadalajara, Ciudad Real.. “tengo muchos sitios pendientes y poco tiempo…”.

 

Vía Láctea. Torremocha. Foto: Eduardo González

Vía Láctea. Torremocha. Foto: Eduardo González

 

 

Nota de la autora: Este el tercer artículo de una serie de tres dedicados a la astrofotografía. Si quieres leer los otros dos pincha en estos enlaces: Astrofotografía, el arte de la astronomía y ¿Sabías que la astrofotografía es muy útil?.

Mi agradecimiento público a todos estos magníficos astrofotógrafos que me han cedido amablemente sus imágenes para decorar el observatorio Polaris logrando con ello que mis clientes disfruten de la belleza del universo.

Eva Veneros

Barajas. Navarredonda de Gredos,

  Casa del Altozano. Base de Polaris

Casa rural en Gredos

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies

Start a Conversation

Hi! Click one of our member below to chat on Whatsapp