Gemínidas, lluvia de estrellas para despedir el año

En Gredos mucha pelea y poca berrea
diciembre 3, 2020
La Casa del Altozano recibe el Premio Internacional Starlight al Mejor Alojamiento Starlight
diciembre 14, 2020

Esta noche y mañana son las mejores  para contemplar la penúltima lluvia de estrellas de 2020, las Gemínidas. Conocida como “reina” de las lluvias por su espectacularidad la de este año será de las buenas y el aperitivo estelar antes de la gran conjunción de gigantes. Esta lluvia, que fue la primera   relacionada con un asteroide en lugar de un cometa, alcanzará su punto máximo  alrededor de las 2:00 a. m. del Lunes. A esa hora mira hacia la constelación de Géminis, cerca de Orión y podrás contemplar más de 60 meteoros por hora.

Ajenos a los problemas por el Coronavirus que sufrimos los  «terrícolas» desde hace meses, los fenómenos celestes se suceden. Un año más, como cada mes de diciembre, llega fiel a su cita la penúltima lluvia de estrellas de 2020, las Gemínidas, que serán el aperitivo de un mes cargado de eventos astronómicos, entre los que brilla con luz propia la próxima conjunción de Júpiter y Saturno, los gigantes gaseosos, el día 21 de diciembre y el eclipse total de sol, del día 14, que solo podrá verse en el hemisferio sur.

 

Estrella fugaz.

Estrella fugaz. Fotografía: Astroafición.

 

Conocida como la “reina de las lluvias”,  las Gemínidas es, junto a las Perseidas de agosto, y a las Cuadrántidas, de principios de enero, una de las más espectaculares del año por su intensidad y porque, a pesar de llegar en un mes frío, el cielo suele estar despejado. Si la Luna acompaña, como este año, que es luna nueva, el espectáculo está garantizado.

Y es que las Gemínidas son una lluvia de actividad alta, la más destacada del Otoño y preámbulo del cercano Invierno, que se observa a primeros de diciembre, generalmente entre el 4 y el 17. El   número de meteoros por hora en la última década ha rondado el centenar, colocándose en el primer puesto del ránking anual de lluvias de estrellas.

Este año, alcanzará su punto más alto en la noche del domingo 13 al lunes 14 de diciembre, en concreto, será alrededor de las 2:00 a. m. del lunes (00:50 UT) y los astrónomos garantizan más de 60  meteoros por hora, que serán especialmente visibles gracias a la ausencia de la Luna.

A esa hora, la constelación de Géminis, lugar del que parecen provenir los meteoros, osea su radiante, estará en el cenit, en lo alto del cielo, y será el mejor momento para verlas. No es necesario ningún instrumento óptico, solo situarse en un lugar con cielo oscuro y buscar cerca de la conocida constelación de Orión, una de las más fáciles de identificar.

 

Lluvia de estrellas en Gredos

Lluvia de estrellas en el cerro de Navarredonda de Gredos (Ávila). Fotografía: Eduardo González.

 

Esta lluvia de estrellas fue observada por vez primera en 1862, mucho antes que otras como  las Perseidas y Leónidas, que fueron descubiertas en los años 36 (siglo I) y 902 (siglo X), respectivamente. Es también una de las más atractivas para los investigadores ya que fue la primera  que se relacionó claramente con un asteroide: (3200) Phaethon, una roca espacial de 5 kilómetros de diámetro, por cuyos restos de arena y polvo atraviesa la Tierra cada mediados de diciembre a su paso por los planetas interiores del Sistema Solar. Algunos cientificos creen que este asteroide es tan solo un cometa extinto y que las partículas fueron eyectadas hace siglos.

 

Cielo oscuro de Gredos.

Puerto del Pico, Gredos, un lugar magnífico para ver lluvias de estrellas. Foto: Eduardo González.

 

Este curioso asteroide  se acerca al Sol cada 1.4 años, de forma similar a como lo haría un cometa-  de manera que el calor emitido por el Sol “quema” los restos de polvo que cubren la superficie rocosa y forma así una especie de “cola de grava”. Cuando los restos del asteroide, pequeñas partículas de polvo estelar de distintos tamaños,  entran en contacto con la atmósfera terrestre-a una velocidad de 35 kilómetros por segundo – producen destellos que recorren el cielo nocturno antes de desaparecer fugazmente. Si quieres saber más sobre las estrellas fugaces, cómo se producen, qué diferencia hay entre meteoros y meteoritos, etc. pincha en este enlace: Guía para ver estrellas fugaces.

Como su nombre  indica, las Gemínidas parecen proceder de la constelación de Géminis (los gemelos) pero pueden aparecer en cualquier región del cielo nocturno. Por ello, cuando caiga la noche, sitúate en un punto oscuro, sin contaminación lumínica, deja que tus ojos se acostumbren a la oscuridad durante al menos 20 minutos, y busca esta constelación, situada cerca de Orión. Si tienes dificultades para localizar puedes descargar en el móvil alguna aplicación como Star Walk, Sky Map o  SkySafari.

Las Gemínidas serán visibles desde ambos hemisferios, pero la actividad será mayor desde el hemisferio norte  y si no hay nubes para verlas basta con buscar un cielo oscuro, como el de Gredos, recientemente reconocido como Reserva Starlight, certificado que acredita la calidad de sus cielos nocturnos. Conviene abrigarse bien, tener paciencia, fijar la mirada en una zona del cielo y mantenerla durante unos minutos para detectar la aparición de las primeras fugaces.

 

estrella fugaz

Todas las lluvias parecen salir de un determinado punto del cielo llamado radiante. Fotografía: Astroafición.

 

La constelación de Géminis se sitúa entre Tauro y Cáncer y se presenta como un gran rectángulo en el que las estrellas Cástor y Pólux forman uno de los pequeños lados. En la mitología esta constelación zodiacal representa a los gemelos míticos  hermanos de Helena de Troya. De la antigua Grecia procede la leyenda de Cástor, un famoso soldado y domador de caballos, y Pólux, un campeón de boxeo. Ambos eran hijos de Zeus y de la reina Leda de Esparta. Eran muy amigos y aventureros y durante una de sus peleas con los piratas Cástor, que era mortal, fue asesinado. Pólux, que era inmortal, le rogó a Zeus/Júpiter que le permitiera estar con Cástor en el mundo de los muertos. Zeus/Júpiter se conmovió por su petición y el sentimiento de verdadera amistad y los situó ambos en el cielo juntos para que los humanos recordaran siempre el valor de la verdadera amistad.

Las Gemínidas son conocidas como la última lluvia del año pero en realidad hay otra, las Úrsidas, que hacen su aparición a finales de diciembre, del 21 al 22, con un máximo de 10 meteoros por hora, por lo que pasan prácticamente desapercibidas.

Si te encuentras en un lugar con contaminación lumínica o si la noche no está despejada, no desesperes, hay otra opción para ver las Gemínidas. El Instituto de Astrofísica de Canarias retransmitirá en directo desde sky-live.tv, (y también por el canal de YouTube), el máximo de las Gemínidas con cámaras de altísima sensibilidad desde el Observatorio del Teide y el Roque de los Muchachos (Canarias), a las 22:30 UT (23:30 hora española, 22:30 en Canarias).

Pero las lluvias de estrellas serán solo uno de los espectáculos estelares de este final de 2020, hay muchos más, uno de ellos será el eclipse total de Sol que será visible en Chile, Argentina, Uruguay, Ecuador, Perú, Bolivia y el oeste de Brasil.  Visible  en ambos hemisferios sí será la gran conjunción de Júpiter y Saturno, que tendrá lugar el 21 de diciembre.

Eva Veneros Hernández

  Casa del Altozano. Base de Polaris

Casa rural en Gredos

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Español

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies