Casas rurales que admiten perros

¿Sabías que en Gredos Norte hay 4 gatos…?
marzo 28, 2019
¿Por quién doblan las campanas..de “Collao” ?.
abril 15, 2019

¡GUAU, ESTA CASA RURAL ADMITE MASCOTAS!

Depresión, problemas de corazón, dificultad para relacionarse, sedentarismo, falta de autoestima…. para combatir todas esas dolencias hay una medicina común: tener una mascota. Quizás por ello los animales de compañía están en casi la mitad de los hogares españoles, según diversos estudios del sector. Perros y gatos son los favoritos, pero también se suele tener en casa pájaros, peces, reptiles (sobre todo tortugas) y roedores, en ese orden.

  En Gredos Norte de gatos no hay datos, valga la rima, ni de pájaros, peces, reptiles ni roedores; pero de perros sí. Entre Barajas y Navarredonda de Gredos suman 258 canes, bastantes si tenemos en cuenta que los habitantes humanos no llegan a quinientos 434 para ser exactos.

Detrás de cifras y porcentajes hay algo claro: los animales de compañía son ya uno más de la familia, sus dueños quieren estar con ellos el mayor tiempo posible y llevárselos cuando se van de vacaciones. Los establecimientos hoteleros que admiten mascotas (hoteles y casas rurales) siguen siendo pocos en España.  La Casa del Altozano, es una de ellas. Nuestra perra, Ela, os lo explica con todo detalle.

 

¡Hola a todos, humanos y colegas caninos!, soy Ela, o Elita, (como me llama mi dueña cuando está de buenas…) de La Casa del Altozano, en Gredos. Algunos me conocéis porque ya he ladrado en otras ocasiones en las Redes Sociales (¡soy super moderna!) sobre las ventajas de venir de vacaciones o de fin de semana a casas rurales que admiten perros y mascotas.

Primero voy a presentarme, para los que no tenéis aún el gusto de conocerme: soy una perrita de un pueblo de Ávila, Barajas, Navarredonda de Gredos, en pleno Parque Regional. Soy de raza…, bueno, de raza pura no, soy un mix de Border Collie y Bretón, (dicen que los mestizos somos más listos). Tengo el pelo algo rizado, de color negro y con manchas blancas. Soy pequeña, de tamaño y de edad, solo año y medio, y mis dueños dicen que soy simpática, curiosa, lista, nerviosa, un poco ansiosa y algo pelma… pero me adoran.

Casas rurales que admiten perros

 

Por qué elegir Casas rurales que admiten perros y otras mascotas

Hoy voy a contaros en detalle por qué elegir una casa rural que admite perros y otras mascotas, pero, no voy a ocultarlo, también para convenceros de que sea preferiblemente la nuestra, La Casa del Altozano.

Casas rurales que admiten perros

Una de las cosas buenas de ésta, como de las otras casas rurales que admiten perros es que podéis venir juntos mascotas y dueños.  Las mascotas no tendréis que quedaros en ningún centro o al cuidado de algún pariente o amigo, lo que resulta molesto y humillante a partes iguales, sobre todo a ciertas edades…

Y los humanos os ahorraréis una pasta en residencias caninas que cobran entre 15 y 30 euros por día, depende el peso y el número de días, según me contó Gumble, un Bichón Maltés de Toledo, que había “chupado mili” más de una vez en estas residencias.  Gasto que se suma al calcular el gasto medio que supone tener una mascota, entre 700 y 1500 euros anuales, según la Asociación Nacional de Fabricantes de Alimentos para Animales de Compañía (ANFAAC), que calcula que hay casi 6.000.000 perros en España.

Hay casas rurales que admiten perros que cobran hasta 20 euros por noche y perro ¡Guau!. Pero mi dueña no cobra, ¡que maja!, porque dice que, al fin y al cabo, las mascotas son uno más de la familia. ¡Qué razón tiene!. Y no lo dice solo ella, sino el 93,1% de los dueños de mascotas según el II Estudio Anual sobre Mascotas de España, correspondiente a 2018 realizado por Tiendanimal, en el que participaron 3.314 dueños de mascotas, 70 asociaciones protectoras de animales y 29 veterinarios.

El viaje hasta La Casa del Altozano no será largo, algo importante sí, como yo, sufrís mareos (me pongo mala con tanta curva). Nuestra casa rural está cerca de Madrid, a dos horas, (170 km) y relativamente cerca de ciudades de interés turístico: A 62 km. de Ávila, 102 km.  de Salamanca, 167 km.  de Toledo y 140 km. de Segovia. Y lo más importante para los perros, el próximo Mayo, Carolina y Jaime, dos veterinarios buenísimos, abrirán en Navarredonda una clínica veterinaria, por si algunos os ponéis malos.

Ventajas Casas rurales que admiten perros en Gredos

Una vez aquí, todo son ventajas. Nuestra casa es grande, con un montón de rincones para investigar, algo básico para los cachorros como yo. Además, mis dueños no recomiendan dejar solo al perro en la casa así que, las salidas están garantizadas para vosotros.

Casas rurales que admiten perros

Y salir en Gredos solo es comparable con zamparse un chuletón crudo: el pinar, los cerros llenos de piornos, los arroyos, la sierra nevada, el río Tormes, que nace aquí, y un aire puro que te mueres de gusto, (aquí no tenemos boina, a pesar de ser un pueblo. Jiji). Y además de bonito, la diversión está asegurada pues en los paseos podemos encontrarnos conejos, liebres, perdices, ardillas, corzos, jabalíes, pájaros, caballos, vacas…. vamos, como un parque de aventuras, pero a lo bestia…

Casas rurales que admiten perros con jardín

Además, las casas rurales que admiten perros suelen tener un terrenito para que ambos, humanos y mascotas, se explayen a gusto y hagan cada uno lo propio de su condición: los humanos tumbarse en una hamaca al sol o hacer barbacoa, nosotros olisquear, revolcarnos por el prado y rezar para que hagan barbacoa (ummmm, me chiflan las costillas a la brasa…).

Pero lo mejor que tiene nuestro prado es que en él me puedes conocer a mí, (jiji). Suelo jugar al futbol con mis dueños allí, y dicen que soy una portera extraoordinaria. Mi dueña me llama de broma “KubEla”, no sé, creo que Kubala era un futbolista humano muy bueno. La verdad es que me encanta, veo el balón y no puedo pensar más que en cogerle, pase lo que pase, el otro día me choqué con una hamaca, de lo loca que me puse persiguiendo el balón. Si vienes echaremos una “pachanguita”, ¿vale?.

Esta Navidad vino Tyson, un labrador retriever blanco, al que le gustaba el fútbol tanto o más que a mí. Eso sí, dejó mogollón de pelo por la casa y mi dueña no parecía muy contenta. Y es que en nuestra casa no se cobra por las mascotas pero pedimos algunas cosillas como que no arañéis los muebles ni el suelo de madera, que no os revolquéis por las alfombras a lo loco, que no durmáis ni saltéis en camas ni sofás, en fin, que os portéis como en casa o mejor. Y si soltáis mucho pelo, como Tyson, por favor, que lo recojan vuestros dueños.

El prado de nuestra casa, eso sí, según para qué tipo de humano, tiene un fallo o un acierto. Me explico. No está cerrado, tiene una valla de piedra no muy alta que te la puedes saltar con la gorra. Y digo que es cuestión de gusto porque hay dueños que les da miedo soltaros hasta en el campo.  Pero aquí no hay peligro, porque justo al lado, sin siquiera cruzar la calle, hay un parque infantil lleno de niños deseosos de jugar con vosotros, ¡el sueño de cualquier cachorro!.

Casas rurales que admiten gatos

Además, el que esté abierto el prado os permitirá hacer amigos perrunos del pueblo, como Lobín, Pecas, Blacky, Klaus y Candela algunos un poco rudos, ya se sabe, somos de pueblo, pero, quitando a Bronco, un pastor alemán pelín macarra, los demás son inofensivos.

Y, si os dejan vuestros dueños, (por experiencia os digo que no os hagáis ilusiones), os puedo llevar a dar una vuelta por el cerro, a conocer el pueblo o a visitar el corral de al lado, donde suele haber caballos, vacas y cerdos, como el bueno de Salchichón, desaparecido en extrañas circunstancias el último noviembre.  También podemos espantar juntos a las cigüeñas, que bajan al prado desde la torre cercana a por gusanos; y perseguir a  Manchitas, Gordito y Lametona, los gatos piratas, osea sin dueño, que siempre andan rondando por nuestro prado. Podéis llevaros uno que ya habéis leído lo saludable que es tener una mascota, según el estudio Internacional “Un vínculo único” realizado por la multinacional farmacéutica Boehringer Ingelheim.

Si te está dando vértigo lo que te cuento y eres de los que prefieren quedarse en casa o en las faldas de tu dueña, como Copito, una yorkshire terrier que vino de Valladolid en enero, no te preocupes. En nuestra casa rural, hay un porche, que se puede cerrar, de manera que puedes estar al aire libre pero sin ningún peligro, más que el aburrimiento.

Casas rurales que admiten perros

Y es que si hay algo que pasa en las Casas rurales que admiten perros es que te lo pasas de miedo. Eso sí, una advertencia os hago: En ningún caso toquéis a Nano, el gato de la casa, es el ojito derecho de mis dueños y si algo le pasara sería un drama familiar y una falta imperdonable para vosotros.

Para evitar errores os le describo: Es un gato común europeo, gris y blanco, con una manchita en una pata, bastante grande y más listo de lo que yo quisiera. Peleamos mucho porque es un mimao, un chivato y un acusica, pero en el fondo le aprecio, ¡lo siento, nos hemos criado juntos y él estaba primero. De hecho, cuando llegué, él era mucho más grande que yo y siempre fue bueno.

 

Dicho esto, quiero aclarar que las cosas no son lo que parecen en este vídeo que algún canalla ha colgado en Youtube para acabar con mi reputación canina:

 

En las Casas rurales que admiten perros y mascotas suelen ir todo tipo de animales pequeños y en algunas lo limitan por peso. Nosotros no, creemos que el tamaño no es lo más importante (eso dice mi dueña). En los 13 años que lleva en funcionamiento La Casa del Altozano han alojado a 3 agapornis , 2 gatos, 1 conejo,  y más de 100 perros, de hecho son mis colegas perrunos los que más vienen, de todo tipo, peso, tamaño y condición. También somos mayoría en el 40% de los hogares donde hay una mascota, pues los canes representamos más del 21,9%, según datos de la Asociación Madrileña de Veterinarios de Animales de Compañía (AMVAC). De hecho yo tengo muchos amigos clientes, y todos son perros, como Sidgrid y Rita, que vienen en agosto, Vera, Kira, Luna y Aquiles…

Ah, una última cosilla, no hace falta que traigáis comedero, que aquí hay uno azul muy mono. No todas las casas que admiten perro lo tienen, pero nosotros sí. Y además podéis traeros vuestra propia colchoneta, entendemos que cada uno tengáis vuestras costumbres a la hora de dormir, ¡hay mucho maniático con las almohadas!…

Bueno, ya poco más, que confío en veros pronto por Gredos.  ¡Aquí os espero comiendo un huevo, perdón, comiendo un hueso!

 

Perrunamente vuestra.

ELA

 

*PD: Tranquilos, lo de Bronco, era una broma.

Otra Posdata: Soy Nano. Confirmo que algunas fotos son robadas y el vídeo un burdo montaje de dudoso gusto.

casa rural gredos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

20 − 6 =

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies